Hapag-Lloyd y CSAV completan la fusión y se convierten en la cuarta compañía naviera más grande a nivel mundial

Ventas anuales de 12 billones de USD / Alrededor de 200 barcos navegando en los oceános del mundo / Sinergias anuales de 300 millones de USD

El camino es claro: Hapag-Lloyd y la chilena, Compañía Sud Americana de Vapores (CSAV) están uniendo fuerzas al fusionar las actividades de negocio de contenedores de CSAV a Hapag-Lloyd, conviertiéndose en la cuarta más grande compañía naviera del mundo. Los contratos correspondientes, para la fusión de ambas compañías fueron firmados el pasado abril en Hamburgo. Con la aprobación de todas las autoridades correspondientes a nivel global, se cumplieron todas las condiciones precedentes.

La fusión de Hapag-Lloyd AG con las actividades de negocio de contenedores de la compañía naviera chilena, fundada en Valparaíso en 1872, se espera que resulte en muchas sinergias. Se pronostican ahorros anuales de al menos 300 millones USD simplemente como resultado de las optimizaciones en la red, las mejoras en la productividad y la reducción de costos. La empresa fusionada contará con alrededor de 200 barcos con una capacidad total de apróximadamente un millón TEU, transportando unos 7.5 millones TEU por año. Su cuarta sede regional se estableció en Valparaíso, Chile. Con un ingreso de alrededor de 12 billones de USD, la entidad combinada se une al grupo élite de las compañías navieras internacionales.

Rolf Habben Jansen, Director Ejecutivo de Hapag-Lloyd señaló: “Este es un gran día para ambas compañías. Con la fuerza de Hapag-Lloyd en el tráfico asiático y el Atlántico Norte, combinado con la fuerte posición de CSAV en América Latina, nos convertiremos en la compañía naviera líder en esta región – y de tal modo seremos capaces de ofrecer a nuestros clientes en el mundo, una red aún más atractiva y una más amplia gama de productos. Nuestra capacidad para competir también aumentará significativamente al cerrarse la brecha hacia los tres primeros de nuestra industria".  Y continuó, “Nuestras prioridades inmediatas son ahora continuar ofreciendo un excelente servicio a todos nuestros clientes y respetar todos los compromisos realizados por ambas empresas, mientras planificamos la próxima integración. No habrá cambios significativos en la forma de trabajo hasta la transición a los sistemas de Hapag-Lloyd hacia el final del primer trimestre del 2015”.

Oscar Hasbún, CEO de CSAV, agregó: “Estamos muy orgullosos del hecho de que nuestras dos compañías se convertirán en uno de los jugadores más destacados en la industria naviera global y de que esta empresa tiene una posición estable en América Latina, incluyendo nuestro mercado local en Chile. Nos acoplamos perfectamente gracias a nuestra red complementaria, a nuestra estructura de atención al cliente y a nuestro excelente profesionalismo y reputación”.
 
Además de integrar el negocio de contenedores de CSAV a Hapag-Lloyd, existen también otros planes para fortalecer la Compañía mediante el aumento de capital de 370 millones EUR para diciembre de 2014, en el cual CSAV tendrá una cuota de 259 millones EUR y Kühne Maritime de 111 millones EUR. Por ello, la estructura de propiedad de Hapag-Lloyd AG cambiará de la siguiente manera: CSAV se convertirá en el accionista mayor de Hapag-Lloyd con 34% tras el aumento de capital en efectivo. Los otros accionistas son HGV (23.2%), Kühne Maritime (20.8%), TUI (13.9%), Signal Iduna (3.3%), HSH Nordbank (1.8%), M.M. Warburg (1.8%) y Hanse Merkur (1.1%).

CSAV, HGV y Kühne Maritime han acordado aunar el 51% de las acciones de Hapag-Lloyd con el objeto de discutir y tomar decisiones clave en el futuro. De esta estructura de grupo, CSAV posee un 50% de participación, mientras HGV y Kühne Maritime obtendrán 25% cada uno.

Los procesos principales de integración de los negocios de contenedores de CSAV a Hapag-Lloyd se espera que sean completados a finales del segundo trimestre del 2015.

Back to Top